29 abr. 2015

ANTES/DESPUÉS: MI DORMITORIO

Cuando nos mudamos a nuestro piso, hace ya 8 años, elegimos una decoración en tonos intensos, con muebles en wengué y estilo oriental (lo que se llevaba en aquella época).Poco a poco hemos ido cambiando cada una de la estancias, por ejemplo hace un par de años hicimos un cambio de look a los baños y la cocina, pintando azulejos y muebles y colocando un suelo vinílico,puedes ver estos cambios aquí y aquí, ya sólo nos quedaba nuestro dormitorio.

Algo que tenía claro era que quería hacer un cambio radical, el estilo nórdico tenía que estar presente sí o sí y la paleta de colores se movería entre los grises, el blanco y los tonos pastel. Así que hicimos un par de escapadas a Leroy Merlin e Ikea y nos hicimos con todo lo necesario.

Para empezar con el cambio pintamos toda la habitación en color gris, más en concreto el tono Gris Hielo de Titán, para eliminar el color berenjena de la pared del cabecero el responsable de pinturas de la tienda de Leroy Merlin de Alcalá de Guadaira nos recomendó dar antes una mano de pintura blanca, así nos sería más fácil eliminar ese color.






En cuanto a los muebles optamos para la serie MALM de Ikea para la cómoda y una de las mesillas, la otra mesilla es un estante LACK (no queríamos que ni lámparas ni mesillas fueran a juego), en color blanco y compramos un canapé tapizado en polipiel blanca, ya que necesitamos mucho espacio de almacenaje en casa.



Cubrimos el aire acondicionado con una fotografía en blanco y negro impresa en vinilo de Luna y la verdad es que ha resultado una idea genial, pues disimula bastante el aparato.



Me encantó esta lámpara de Leroy Merlin con la base en madera y para la otra mesilla elegimos una más sencilla con pantalla de cristal y táctil con luz regulable, que resulta de lo más práctica, también de Leroy Merlin. La lámpara de techo también es de la misma tienda, la tenemos igual en el recibidor, pero nos gusta tanto que quisimos el mismo modelo para el dormitorio. Además cambiamos las cortinas por un estor en blanco, el modelo VAINICA de Leroy resultó perfecto. En cuanto a los textiles queríamos algo sencillo, una funda nórdica en color blanco y unos cojines en tonos pastel fueron elegidos (la semana que viene os enseñaré la otra opción de textiles que tenemos).






Y para terminar el que creo que es el gran protagonista del dormitorio, el cabecero, hecho por nosotros con tablones de madera y una pintura que nos recomendaron en Leroy Merlin y que resultó perfecta! Tengo pendiente enseñaros el paso a paso del DIY.


imágenes: Decor&Me

Qué os ha parecido el ANTES/DESPUÉS de mi dormitorio?

FELIZ MIÉRCOLES!!
:)

17 comentarios:

  1. Os ha quedado genial!!! un acierto total el cambio, y la foto sobre el aire acondicionado, genial, queda totalmente integrado!!!

    besO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias me alegra que te haya gustado. Un beso.

      Eliminar
  2. que bonito maria.
    Mas luz, mas delicado y perfecto. Me encanta el cambio. Felicidades!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Precioso! Me gusta mucho más que el anterior.
    El cabecero y esos cojines color menta me han enamorado por completo ♥
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el cabecero nos ha encantado como ha quedado. Besos guapa.

      Eliminar
  4. Enhorabuena! Os ha quedado todo precioso. Por favor, te importaría decir como habéis hecho el cabecero? Creo que me he enamorado, Jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes que en un par de semanas compartiré en el blog del paso a paso y todos los materiales que utilicé!

      Eliminar
  5. ¡¡Genial María!! Os ha quedado perfecto, muchísimo más luminoso!!! Nos encanta todo el mobiliario que has escogido, y el cabecero que os ha quedado profesional! ¡De 10! Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! La verdad es que el cabecero ha sido cosa del "marío" que está hecho un manitas! un besazo

      Eliminar
  6. Precioso Maria!!!tu dormitorio a ganado muchisimo!!eres una artista!

    ResponderEliminar
  7. Me gusta, el cambio de color ha sido todo un acierto, pero no me gusta que se vean los cables de las lámparas, perdón, pero no lo soporto, es un trauma, mi casa tiene más de 90 años, y cuando la compramos nos dimos cuenta que en aquella época la gente no tenía mas que una luz en el techo, no había donde enchufar nada, teníamos alargues por todas partes, y creo que eso me traumó, no puedo ver cables a la vista. Por cierto yo también estoy viendo de empezar a sacar esos colores fuertes que se usaron hace 5 o 6 años atrás y también me inclinaré al blanco puro.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...